Léxico

En nuestro léxico encontrará mucha información sobre la mayoría de nuestros productos.

Los artículos más leídos

Vulkollan celular

El Vulkollan celular de ETN es una espuma con base de Desmodur 15, que destaca por sus especiales características físicas. Está especialmente indicado para su uso como material de amortiguación y resorte. Mediante las progresivas curvas características del sistema de suspensión se da comportamiento de la función de amortiguación. El Vulkollan celular de ETN se caracteriza también por: Gran elasticidad, mínima deformación permanente Gran fuerza de retroceso - también tras carga prolongada Compresibilidad de volumen para escasa deformación transversal Resistente a grasa, aceites, gasolina y ozono Muy resistente al desgaste y los desgarros Resistente al frío Gran recorrido del muelle (hasta un 90% de la altura de construcción) La producción se realiza en forma de placas o piezas. Las placas más finas, de distinto espesor, se escinden a partir de bloques más gruesos, y se pueden cortar mediante chorro de agua. El Vulkollan celular de ETN posee una excelente compresibilidad de volumen gracias a su estructura celular. El resto de materiales de resorte elastoméricos son prácticamente incompresibles, es decir, estos materiales permiten sólo un recorrido del muelle restringido para un volumen. En caso de deformación transversal, por presión entre dos placas paralelas, el  menor aumento del diámetro en el caso del Vulkollan celular en comparación con la goma es claramente menor. Gracias a la estructura celular, la compresión llega hasta el punto en que todas las células desaparecen de la misma forma y llegan a ser una estructura elástica homogénea. Con estas características se pueden construir elementos de resorte que llegan hasta el 90% de la altura como recorrido de resorte.”

Barras de PU

Con las barras de poliuretano se puede limpiar casi de todo, excepto quizás hielo y nieve sólida. El material es altamente resistente al desgaste y elástico, y en el momento de la limpieza cuida los caminos, las carreteras o el suelo del garaje, así como los vehículos con arados. Para cada arado hay barras en diferentes durezas, alturas y longitudes, con o sin perforaciones. Para casos especiales existe la posibilidad de varios niveles de dureza. En su mayoría, las barras de PU se utilizan para carriles de garajes, zonas peatonales, parkings, calzadas en ciudad, etc.